http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Crónicas Plenarias
 
 
  Portada  
  Noticias  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Y sé todos los cuentos



Otro Pleno en una Casa Consistorial que podría parecer la Casa Encantada y Suspendida en el Tiempo. Lo sucedido en el día anterior en las urnas no encontró eco en los demasiado sufridos-conocidos talantes y métodos de los que se empeñan en llevar la vida municipal por un campo architrillado y ya estéril.
Se celebraba la sesión plenaria correspondiente al mes de mayo y algunos nos acordábamos del 83 aniversario de la muerte por garrote vil de Mariana Pineda a manos del absolutismo y de un despechado alcalde.
Sin apenas tiempo para el descanso y después de una jornada electoral intensa, la mayoría de los concejales asistimos, y algunos participamos, a un pleno de veinte puntos que, para algunos, debería tener mucha administración y poca carga ideológica. Olvidándoseles que hacer política es tener una idea del mundo e ir a por ella. Aún así, una parte del pleno se desarrolló con la ideología que sucumbió a los intereses del ladrillo y el alquitrán, frente a otra que se mantiene firme en la defensa de lo público y de las preocupaciones de las mayorías de los ciudadanos de Valdepeñas.
San Lorenzo después de veintidós años tuvo su Escorial. En Valdepeñas se necesitarán, al menos diecinueve, para construir un Campo de Golf. Con el primero celebrábamos la victoria contra los franceses en la batalla de San Quintín, con el segundo, no sabemos qué celebrar. Es por esto (y por no pensar mal), que muchos valdepeñeros/as no entienden estas prórrogas en las que se afana el Sr. Alcalde. Con seguridad, esta generosidad que el alcalde muestra con TIFAN S.L. será añorada por muchos ciudadanos y empresarios que tienen trato con el ayuntamiento.
Había llegado al Pleno el concejal deseoso de comprobar si lo sucedido en las elecciones europeas provocaba un mínimo gesto, un atisbo de cambio de talante, de formalismo democrático de los que están empeñados en que la Democracia parezca aburrida e inútil. Llegó al Pleno incluyendo en su camino esos "campos de soledad, tristes collados" que, a falta de ser "Itálica famosa", algunos siguen empeñados (qué bonito concepto y qué significado tan amplio) en convertir en “campo de golf”. Recorrió el Paseo de la Estación por si los vegetales pudieran explicar lo que les han hecho los fumigadores, ya que era previsible que el Gobierno Municipal no creyera oportuno dar explicaciones... y llegó al Pleno con varias propuestas elementales y de sentido común bajo el brazo con la esperanza de que el Ayuntamiento pudiera posicionarse políticamente con los más necesitados y a favor de una educación de calidad.
Vana esperanza. El Gobierno Municipal sigue preso del pasado, sigue manteniendo el espejismo de un campo de golf, sigue negando a los ciudadanos la palabra y la oportunidad de pedir explicaciones y sigue respondiendo a nuestras propuestas con largas cambiadas.
Con la oposición abandonando el salón de Plenos, por unos motivos o por otros, mayoritariamente en respuesta a la sordera institucional y por respeto a los homenajeados nos perdimos un segundo trance del Concejal de Cultura.
Acabamos la sesión plenaria con una nueva manipulación gubernamental, con la que intentar defender la torpeza de una Concejala de M. Ambiente que, o bien por desconocimiento o bien por dejación de funciones, fumiga a todo bicho viviente, desinfectando también de derechos democráticos a aquellos ciudadanos y ciudadanas que osan acercarse a ese Salón de Plenos, si no es para asentir ante las ocurrencias de nuestro prócer.
Pero los tiempos están cambiando y en este nuevo y apasionante ciclo político que se está abriendo, sobran los que gobiernan con el desprecio con el que se gobierna un cortijo.


Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos. (León Felipe)


29/05/2014 | GREGORIO SÁNCHEZ YÉBENES
 
     
joroba.es | programacion web