http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  El comentario
 
 
  Portada  
  Noticias  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Desde el 42, todos a dedo



El alcalde de Torre de Juan Abad, José Luis Rivas Cabezuelo, se ha visto sorprendido esta semana, por la publicación de su discurso, pronunciado hace meses en una asamblea abierta celebrada en su pueblo. A quien aún no haya sacado un par de minutos para echar un ojo al archivo en youtube, le recomiendo que no deje de hacerlo. Rivas afirma, inequívocamente y sin resquicio a una posible doble interpretación, que desde el año 42 en que su padre “entró a trabajar en el ayuntamiento, como excombatiente, a dedo, todos han entrado igual”. La cita sigue: “Yo no he cambiado nada”. Ni él, ni los anteriores 8 alcaldes de la noble villa quevedesca. Y concluye conminando a los presentes: “Ahora las cosas se hacen de otra forma. Si vosotros queréis, yo lo hago, pero luego no os quejéis”. En este desenlace extiende el peculiar uso y costumbre en el acceso a la función pública municipal, implicando a su auditorio. He aquí la reencarnación del personaje de José Isbert dando a su pueblo “una explicación” desde el balcón del ayuntamiento, en Bienvenido mister Marshall.
Dejemos a José Luis Rivas para un párrafo más abajo. Su discurso se define y califica por sí sólo. De tan elocuente, no precisa comentario. La secretaria de Organización del PSOE en la provincia, Blanca Fernández, ha declarado sobre el asunto, que se trata de una maniobra electoral y que el extracto del video saca de contexto las palabras del edil. Repetimos: no hay posible condicionante, ni antes, ni después de esos gloriosos 90 segundos de parlamento, que pueda acotar lo suficiente esas palabras como para invertir su significado. La pregunta pues a la dirigente provincial del Partido Socialista retumba en cualquier oído. No necesita boca que la pronuncie: “¿Diría lo mismo si la apología del dedismo viniese de un alcalde del PP, Ciudadanos o Podemos?”. Sobra también la respuesta.
De vuelta con José Luis, no puedo abstraerme del siguiente comentario. Le conozco –creo que bien- desde que salió elegido alcalde en 2011. Le he entrevistado ya muchas veces desde entonces. No es ningún adoquín, es inteligente y aunque autodidacta, está muy capacitado para el cargo. Algo que no se ha dicho: Rivas viene de ser concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Getafe, ciudad madrileña en la que viven él y su familia, lo que le habilita para ir “sobrao” como alcalde de su pueblo. Su dedicación a La Torre no es ningún hobby. Quiere a su localidad y está sensibilizado con lo que, para él, es el irremediable declive poblacional del Campo de Montiel. Exhibe una mente ordenada, clara y ejercitada. Y José Luis, además de listo, es bueno. Sin duda.
¿Cómo entonces puede explicarse semejante rajada, con una cámara de televisión delante y con público suficiente, para que le afeen sus palabras allí mismo? Sólo se explica presumiéndole convencido de que el nepotismo convertido en norma no ha dañado nunca a nadie, al menos en la Torre de Juan Abad, escenario de los últimos días del poeta del Siglo de Oro. Don Francisco se frotaría las manos ante semejante mina de inspiración para un poema satírico.
Quedan pocos días para que vuelva a pedirle cita para entrevistarle. Deseo fervientemente conocer de primera mano su explicación del episodio.


17/12/2015 | JULIÁN GÓMEZ
 
     
 
JOSÉ LUIS RIVAS (1).JPG
 
joroba.es | programacion web