http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Chovinismo francés



El concepto de chauvinismo o chovinismo no ha dejado de pesar en el pueblo francés desde que su paisano Nicolás Chauven se hiciese famoso al lado de la Gran Armeè en las guerras Napoleónicas. Y, aunque tratan de disimularlo por las connotaciones narcisistas que conlleva el apelativo, no se molestan demasiado si se lo haces notar. No pierden ocasión de reivindicar su trocito de cielo, pueblo o región a la que pertenecen como lo mejor del mundo. Tampoco se esconden; en muchos de los supermercados de interior puede leerse anuncios así: “Si compras productos franceses, ayudas a la economía y a la creación de puestos de trabajo en Francia”. Ocasión hemos tenido de comprobarlo in situ. Aunque dicho esto, siempre aceptaremos que La France es un gran País digno de emular en muchas cosas.
Otra cosa es la competencia más o menos desleal que ellos entienden en aquellos productos que puedan causarles competencia directa y que atente contra su preconcebido patrioterismo. Porque; lo mío (léase lo suyo) siempre es lo mejor y los productos foráneos no son de tanta exquisitez.
Recientemente han sido vaciados varios camiones de vino castellano-manchego porque los agricultores galos consideran que hunden sus precios. Conviene recordar que un hectolitro de vino francés a granel ronda los 80 euros mientras uno de Castilla la Mancha les puede llegar a 40 euros. Algo chirría demasiado para que sólo nos dejemos llevar por el sensacionalismo de la noticia. ¿Es posible que los agricultores galos tengan razón?, pues es posible si atendemos los precios de miseria a que se produce en Nuestra Región la uva y el vino. Efectivamente, La Mancha se ha convertido en un monstruo que en la actualidad alcanza record de producción y hunde precios con vinos que, si bien guardan una buena relación calidad-precio, no dignifican al sector ni a sus gentes. Un buen ejemplo es la viticultura valdepeñera sujeta a los designios de unas cuantas-pocas bodegas que hacen y deshacen a su antojo todo tipo de mezclas y convolutos sin que Administración alguna ponga freno a sus desmanes. Aquí se vive para trabajar y apenas se vive con la dignidad debida. Un sector al que se conduce a producir más y más en detrimento de una tierra que por sus características debiera apostar sin ambages por calidad y no la cantidad.
De otro lado; Consejeros y Consejeras de turno a cuya llegada siempre se encuentran con el incordio del agricultor-bodeguero de Valdepeñas sin que tengan los redaños suficientes de meterle mano al asunto de una vez por todas, en vez de seguir tapando el “Tinto Valdepeñas” como Tinto. Sin que haya que renunciar a nada. Es tan sencillo como ponerlo en las contraetiquetas de las botellas.
Por ello, los agricultores franceses hacen bien su papel, cuenta para ello con autoridades que velan por sus gentes e intereses y que no les arrojan a los leones sistemáticamente.

(Foto: diariodetransporte.com)


04/07/2016 | Paco Ortega
 
     
 
vaciando vino.jpg
 
joroba.es | programacion web