http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Cospedal y el toro



“El Sr. Bárcenas recibió una indemnización fraccionada, en diferido, hasta diciembre de 2012. También se acordó por las partes los pagos a la Seguridad Social y las retenciones de IRPF. Una "simulación" de "retribución". Así fue como se pactó”. Cuando Dolores Cospedal pronuncia la palabra “simulación” parece que le suben diez cangrejos por las piernas y que uno de ellos le está mordiendo. Ella sonríe serenamente. Con su sentido común lacerado, disimula la simulación de retribución del Sr. Bárcenas y continúa su discurso antidiscurso, su locución antilocución, su relato fáctico ficción. Y disimula la indemnización fraccionada y diferida sintiendo cómo cuatro agujas de dentista se le clavan en las encías. Pero ella sonríe serenamente. Propinando patadas al ordenamiento jurídico laboral, continua intentando solucionar las retenciones de IRPF mientras retiene y contiene toda la bilis de todas las iras del mundo en su estómago que ya parece un pozo negro. Pero sonríe serenamente como si hubiera observado media vida a la Gioconda y hubiera aprendido esa media sonrisa tranquila de la paz, o esa media sonrisa contenida de la guerra. Y alega además que todo ello fue un pacto. Evidentemente, los contratos son pactos, resultando redundante la aseveración. Pero ella, Abogada del Estado y conocedora de aquello que puede pactarse y de aquellos pactos prohibidos e innegociables continua recta, hierática e inconmovible afirmando despropósitos jurídicos mientras sonríe serenamente. Mientras, el Sr. Bárcenas, quien también practica la inexpresividad de los lejanos de presencia, declara en la Audiencia Nacional y deja a su partido contra las cuerdas. Ese señor que esquía en nieves lejanas y caras, afirma que se le dan muy bien los negocios y que por eso gana mucho dinero en muy poco tiempo, todo ello sin trabajar y sin despeinarse los rulos de la nuca. Quizá, mientras el Sr. Bárcenas suba a bordo de sus vehículos de alta gama, un chófer despistado le ambiente el habitáculo con una canción de Olga Guillot: “….mentiste serenamente/y el telón cayó por eso/teatro, lo tuyo es puro teatro”. La Señora Cospedal tartamudea levemente la gravedad de su voz hasta ahora firme, mientras los periodistas insisten en incomodarla con preguntas. Nunca hubiera soñado la Presidenta de nuestra Comunidad Autónoma enfrentarse a semejante toro. Y mientras, sus compañeros de partido, los barones soberbios, los caballeros expertos, que en su día ejercieron de hombres de Estado, se aprietan tras el burladero. Desde la barrera observan la corrida y la dejan torear y la ven quemarse y consumirse mientras todos ellos sonríen serenamente.


28/02/2013 | Aurora Gómez Campos
 
     
joroba.es | programacion web