http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Carta a Mariano Rajoy, sobre la financiación del PP de Valdepeñas



Sr. Rajoy:

Le dirijo la presente comunicación a título estrictamente personal y particular.
Desde hace días, como la mayoría de los ciudadanos, vengo siguiendo con evidente atención las vicisitudes informativas en relación a la financiación de ese Partido y al manejo de sus fondos.
Sin embargo, aquella inicial atención ha devenido en grave preocupación, sino estupor, con motivo de las inmediatas declaraciones y manifestaciones públicas realizadas por Vd. y otros miembros relevantes de esa Organización, que resumidamente vienen a afirmar que todos los movimientos económicos y financieros del Partido Popular siempre han sido, y son, reflejados en su contabilidad oficial (sic) que se entrega para su fiscalización al Tribunal de Cuentas, negándose actos de disposición de dinero fuera de ese estricto ámbito.
Le explico y justifico mi asombro, con datos objetivos.
En el año 2007, el que suscribe, que tenía el honor de ocupar el cargo de Gerente de Urbanismo en el Ayuntamiento de mi ciudad, Valdepeñas (Ciudad Real), y más concretamente el día 29 de marzo de ese año, soporté la presentación de querella, a instancia del Partido Popular, como querellante, ante el Juzgado de Instrucción número 1, de esta localidad, imputándome la autoría de sendos delitos de prevaricación y negociaciones prohibidas, haciéndose extensiva la imputación del primero de ellos a la persona de Don Jesús Martín Rodríguez-Caro, Alcalde electo por el Partido Socialista Obrero Español.
El citado órgano judicial registró las Diligencias Previas número 374/ 07 y mediante providencia, de fecha 16 de abril de 2007, acordó –previamente a la admisión de la querella- requerir al Partido Popular querellante para cumplir dos requisitos: uno, aportar poder especial; dos, constituir fianza por importe de 24.000 euros.
Entre la fecha de presentación de la querella y la resolución judicial referido, habían sido convocadas las elecciones municipales, y autonómicas, a celebrarse en mayo de 2007, en el Boletín Oficial del Estado del día 3 de abril. Por tanto, estos últimos acontecimientos se producen en periodo electoral. Además, el Alcalde electo, querellado, Don Jesús Martín Rodríguez-Caro, ya era, a su vez y nuevamente, candidato del Partido Socialista Obrero Español a la Alcaldía.
Pues bien, sólo cuatro días después de la providencia referida, esto es, el día 20 de abril de 2007, el Partido Popular reunió e ingresó, en metálico, en la cuenta de consignaciones y depósitos del Juzgado de Instrucción número 1, de Valdepeñas (Ciudad Real), la cantidad de 24.000 euros; y, con esa misma fecha, presentó escrito ante el Juez Instructor aportando el poder especial requerido y el resguardo de la constitución de la fianza exigida, instando la admisión a trámite de la querella.
Con dichos actos, el Partido Popular doblegó la decisión judicial que le imponía tales requisitos, obteniendo la admisión a trámite de la querella y, con ello, la imputación de los querellados. Tanto la presentación de la misma como, en especial, su admisión a trámite, fueron elementos reiterada e insistentemente utilizados por el Partido Popular durante toda la campaña electoral, con particular relevancia, además, en todos los medios de comunicación. Huelga añadir, y podrá deducir, la negativa incidencia de todo ello en el entorno personal y social de los querellados.
El Presidente local del Partido Popular, Antonio de la Torre Camacho, a la sazón candidato a la Alcaldía en esas elecciones, manifestó en distintas ruedas de prensa, incluso desde la sede provincial del Partido Popular, en Ciudad Real, que esos 24.000 euros los habría obtenido el Partido de “donaciones de simpatizantes… de hombres y mujeres del Partido Popular”.
Como no podía ser de otra forma, tal proceso penal concluyó mediante sobreseimiento y archivo, en fase de instrucción, por Auto de 5 junio de 2008, dictado por la Audiencia Provincial de Ciudad Real. Sin más. Eso sí, meses después y con su aprovechamiento político por el Partido Popular en aquella campaña electoral.
A partir de este último hecho, el panorama procesal cambió sustancialmente. Los querellados, Don Jesús Martín Rodríguez-Caro, que finalmente resultó reelegido Alcalde, y el que suscribe, formularon denuncia contra el Partido Popular, en la persona de su Presidencia local, registrándose las Diligencias Previas número 458/ 09, que se tramitan ante el Juzgado de Instrucción número 2, de Valdepeñas. En este proceso, por el momento, ya lleva tiempo imputado su afiliado, Antonio de la Torre Camacho.
Como resultado de la instrucción judicial aún en marcha, ya resulta probado, y por eso lo afirmo, que los 24.00 euros en metálico que utilizó el Partido Popular para constituir la fianza judicial referida, nunca fueron reflejados en su contabilidad, ni de entrada, ni de salida. De ninguna forma.
Es decir, el Partido Popular utilizó dinero opaco a cualquier control fiscal y contable, y que tal uso ilícito se hizo en plena campaña electoral y, además, que las anónimas donaciones y aportaciones de ese dinero en efectivo tuvieron carácter finalista, también prohibido, como sabe.
Y, todo ello, para agravar más aún la ilicitud de esa conducta, se ejecutó, por entonces, con la intención de alterar y/o manipular la voluntad de los ciudadanos de Valdepeñas, al desarrollarse dolosamente en el transcurso de un periodo electoral democrático. O sea, una de las acciones más graves que un partido político puede ejecutar en un Estado de Derecho, a través de su ilegal financiación.
Por todo ello, como le decía al principio, comprenderá mi inquietud y desconcierto. Y, en este sentido, me he permitido participarle, con rapidez, los acontecimientos relatados, ajenos a cualquier valoración subjetiva, sólo con el ánimo de evitarle que, en lo sucesivo, pueda volver a realizar afirmaciones que no se ajusten a la verdad por desconocer plenamente, o ignorar, cómo ha funcionado realmente la financiación de su Partido. Tome nota.
Atenta y sinceramente, un ciudadano.


20/02/2013 | Francisco Delgado Merlo. Abogado
 
     
joroba.es | programacion web