http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
El libelo del tocomocho



El tocomocho, la guitarra, la estampita o el cuento del tío, son estafas que se han hecho famosas a lo largo del tiempo, probablemente, por su sencillez y los buenos resultados para el timador. Es de suponer que la víctima, al comprobar que ha sido estafado, debe sentirse como un estúpido y a la cara de sorpresa, debe seguirle la de indignación. Más o menos la misma cara que se nos ha quedado a los valdepeñeros al recibir la carta que el señor alcalde de Valdepeñas nos ha hecho llegar recientemente, para “explicarnos” por qué este año la subida del IBI ha sido tan sangrante. Una “explicación” que parte de la ya habitual cuenta la vieja que hace nuestro primer edil, cada vez que hace números y motivo por el cual, a pesar de que en Valdepeñas hay déficit, al señor alcalde siempre le sale superávit.
En la citada carta se alude al pleno del mes de septiembre del pasado año, en el que se acordó una subida del 10% en la base del IBI, y una reducción del 5% en el coeficiente con el que el Ayuntamiento grava este impuesto. Como bien explica la misiva, esto significa que el recibo sube un 10% lineal “como cada año” más un 6% al que presuntamente le obliga el gobierno central. Esto, evidentemente, es así. Pero la cuestión no trata de lo que es, sino de lo que debería ser, porque, si el impuesto ha de subir un 6% este año, ¿por qué el Ayuntamiento no recorta del 10% que sube cada año, esos cinco puntos que decía que iba a bajar? Tengamos en cuenta que son dos conceptos distintos los que nos suben, así que, si nos obligan a no bajar en uno, ¿por qué este Ayuntamiento no rebaja en el otro, para compensar la subida? La respuesta es clara, porque no le interesa y porque al final, ese porcentaje que dice que le obligan a elevar, repercute directamente en las arcas municipales. Aquí lo que ha ocurrido es que el señor alcalde ha encontrado la excusa necesaria para justificar sus pretensiones que siempre han estado claras, recaudar más. Si aún dudan de este afán recaudatorio del consistorio, les recordamos que en ese pleno de septiembre del año pasado, también se actualizaban las tasas, impuestos y precios públicos, con incrementos de hasta un 5% en el precio de servicios tales como la escuela de música, las instalaciones deportivas o la entrada al auditorio. Además, en ese pleno, también se aprobaba el incremento del precio de los servicios del centro canino municipal, que subía un 100% en alojamiento y un 400% en la recuperación de mascotas. Pero es que por añadidura, en ese pleno, se daba luz verde al cobro de contribuciones especiales a propietarios de más de cien viviendas, por la pavimentación y acerado de sus calles. Por tanto, el Partido Popular de Valdepeñas se pregunta si en el próximo pleno, donde suponemos se hablará de la carta del IBI largo y tendido, presenciaremos un gesto de buena voluntad de nuestro alcalde y concejal de hacienda, Jesús Martín, rebajando todas las tasas que incrementó para compensar la subida de la contribución, o como siempre, asistiremos otra vez al triste espectáculo de ver cómo a los valdepeñeros se nos pone cara de indignación al comprobar cómo se nos encarece la vida, sin poder hacer nada para remediarlo.
Por aquel entonces, septiembre de 2011, nuestro alcalde tenía a bien recordar que la recaudación del IBI se había duplicado en los últimos años, aduciendo haber hecho pagar “a quienes antes tenían sus propiedades sin dar de alta en este impuesto”. ¿No es ese motivo suficiente para reducir en el 10% lineal al que nos obliga este ayuntamiento cada año? Pero por si este motivo fuera poco, aún tenemos más. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios de la vivienda bajan en el segundo trimestre del año, respecto al mismo periodo de 2011, un 14% aproximadamente. Con esta bajada, ya son 17 los trimestres consecutivos de bajada. ¿Y se nos va a subir el IBI en un 16%? ¿No sería lo lógico empezar a reducir en el porcentaje en el que el precio de nuestra vivienda ha bajado? Porque el incremento se puede entender cuando tu vivienda se revaloriza, pero, ¿qué pasa cuando lo que hace es devaluarse? ¿Seguir incrementando el impuesto? Eso es afán recaudatorio del bueno, o dicho de otra manera, nos están haciendo el tocomocho aunque en esta ocasión, seamos plenamente conscientes de ello.
En el pleno de septiembre de hace un año, el Partido Popular de Valdepeñas, le pedía al gobierno municipal que se bajara este impuesto para personas mayores o parados de larga duración, petición rechazada de plano por el PSOE. Es de suponer que este año, a pesar de que según el alcalde las arcas municipales tienen superávit, ocurrirá exactamente lo mismo. Quizá la solución pasaría por ahorrar en cuestiones tan innecesarias como esta carta enviada a todos los valdepeñeros y realizada en papel de calidad, porque no es entendible que no hubiera dinero, por ejemplo, para repartir el programa de la feria de agosto, pero sí para libelos propagandísticos de dudosa veracidad.




18/09/2012 | Ejecutiva PP Valdepeñas
 
     
joroba.es | programacion web