http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Como un remedo de Pepito Grillo, aparece el señor Sánchez Gordillo



Hay dos conceptos, dos milongas o dos mandangas en nuestra praxis política que causan tanto perjuicio a la economía como algunas de las corruptelas más conocidas y tratadas. Me refiero al nebuloso capítulo de la “Agencia Española para la cooperación internacional al Desarrollo” y al arcano de los “Cursos para la formación de parados”, organismo -el primero- y práctica -lo segundo- que merecen oportunos comentarios al hilo de cuanto reivindican Sánchez Gordillo y su inseparable compañero Diego Cañamero. Según éste, hay en Andalucía 350.000 familias en situación de pobreza, el 14 % del total de 2,5 millones de familias que, según las estadísticas, viven en España por debajo del umbral de la pobreza. Hay, por otra parte, más de 1.700.000 hogares en los cuales todos sus miembros en edad activa se encuentran en paro. Pues bien, en lugar de aportar medios para paliar tales situaciones, la Agencia para la cooperación y el Desarrollo va derramando millones de euros para los países del tercer mundo, tanto con el fin de paliar la hambruna por algunos padecida como para financiar el desarrollo de otros. Y el caso es que tales aportaciones no las hace solamente el Estado, sino que también destinan ingentes sumas para los mismos fines las Autonomías y las Diputaciones provinciales. El diario Lanza, en su número del 25 de agosto pasado, publica unas declaraciones del señor don Nemesio de Lara, presidente de la Diputación provincial de la capital manchega, a través de las cuales puntualiza y detalla el plan que este año ha fijado dicha Diputación para la adjudicación de un total de ¡¡¡ 470.000 euros !!! destinados a las organizaciones que presenten sus peticiones para financiar proyectos de cooperación y desarrollo de un tercer mundo que comprende desde Nicaragua, El Salvador, Bolivia y República Dominicana hasta la India y Pakistán, pasando por Marruecos, Mauritania, Senegal y Guinea Ecuatorial. O sea, que un organismo nacional -una Diputación- destina setenta y tantos millones de las antiguas pesetas para ayudar a países pobres mientras que en el nuestro hay centenares de miles de personas sin más ayuda que la de Cáritas o la suministrada por la acción expropiatoria de Gordillo and company. Pero no es solo esto; resulta que, por la considerable cuantía de nuestras aportaciones -sobre todos las estatales- a esas organizaciones que administran los Fondos para el Desarrollo, España tiene opción para proveer algún que otro cargo en aquéllas, como ha hecho con Leire Pajín, que no valía para ministra y ahí la tienen estupendamente “colocada” (150.000 euros anuales) en la Organización Panamericana de la Salud, organismo receptor de una ”ayuda” superior a los sesenta millones de euros por parte del nefasto y despilfarrador Zapatero, aunque no se sabe bien cuál será el cometido de la ex ministra de Sanidad en una organización integrada fundamentalmente por científicos y técnicos de fama. Aún más sangrante es el caso de la inefable Bibiana Aido, que si de algo entendía era del flamenco y ha sido catapultada como miembro -o “miembra”, según ella- de la Agencia de la ONU para mujeres (ONU-Mujeres) con una retribución que roza los 100.000 euros anuales. Michelle Bachelet, ex presidenta de Chile y directora de la citada Agencia se opuso a tal nombramiento dado el escaso conocimiento del inglés por parte de Bibiana, pero en una visita a España -mayo de 2010- realizada por la citada ex presidenta, esa plaga bíblica personificada en Zapatero le ofreció una ayuda de cien millones de euros (en los cinco años anteriores tal ayuda alcanzó los 225 millones) y la señora Bachelet cesó en su oposición al citado nombramiento. Dos hechos remarcan la felonía de Zapatero: 1º- Al tiempo que éste derramaba tal cantidad de millones para beneficio de Bibiana, decretaba la congelación de pensiones y el recorte del sueldo de los funcionarios. 2º- La aportación de Chile a ONU-Mujeres se cifra en unos 18.000 euros.
*
Diego Cañamero fue invitado por Intereconomía TV al programa El gato al agua, que contó con su especial asistencia el día 14 de agosto pasado. Uno de los tertulianos le preguntó si su sindicato -el SAT- había recibido subvenciones de la Junta de Andalucía en la misma línea que ésta los concede a los sindicatos mayoritarios. El señor Cañamero respondió afirmativamente mostrando una hoja de papel en la que figuraba el montante de tal subvención: 420.000 euros, de los cuales -añadió- “no se ha tocado un solo céntimo”, lo que hace pensar que dicho fondo será destinado a la milonga de los cursos de formación y/o a la más eufemística milonguera de las “políticas activas de empleo”. Sea como fuere, no estaría mal que los aguerridos sindicalistas explicasen cuántos cursos y qué políticas activas financian con las millonarias subvenciones que reciben, amén de los resultados que se obtienen con tales cursos y políticas que, salvo error, consisten en formar grupos de parados que, bajo la dirección de un técnico, visitan fábricas y bodegas para aprender su funcionamiento. No parece exagerado suponer que quienes dirigen tales cursos se deben “forrar” económicamente, dada la cuantía de las subvenciones que se conceden para tales menesteres. ¿O se quedará algo entre las manos de quienes dicen “no tocar un solo céntimo” de tales subvenciones?
. No obstante, la gestión de Sánchez Gordillo en el municipio de Marinaleda parece digna de elogio. Tiene organizada una Cooperativa agroalimentaria -El Humoso, nombre también de la finca- que da trabajo a 500 familias, obteniendo y distribuyendo los más variados productos; pero he apuntado que “parece” porque hay un hecho que invita a la meditación. Como toda actividad agrícola e industrial, las labores en la citada finca precisan de una buena cantidad de agua, agua que el señor Sánchez Gordillo no paga a la entidad suministradora –Consorcio de Aguas, Plan de Écija- desde1996, como tampoco paga la consumida por la población, aunque él si la cobra a los vecinos, motivo por el cual la deuda por este concepto supera ya el millón de euros. Conozco urbanizaciones en las que el impago del agua por parte de algunos residentes motivó el corte total del suministro, pero el alcalde de Marinaleda debe tener un estatus muy especial, si bien uno se malicia que el motivo de no pagar se fundamenta en ciertos principios comunistas sobre los llamados bienes públicos, comunes y gratuitos, algo así como un trasunto de la máxima que el buen comunista suele practicar: LO MÍO ES MÍO Y LO DE LOS DEMÁS ES DE TODOS.


13/09/2012 | Antonio Martín Sánchez-Carrasco
 
     
joroba.es | programacion web