http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
De poco sirve el talante a quien es un ignorante



Y menos todavía si además de ignorante actúa como arrogante, pese a errar en decisiones extrañas desde el puesto de mando de una nave que se llama España, nombrando para su equipo a los más ineptos tipos, todos ellos pescados en el andaluz caladero. Se trata -lo habrán adivinado- del señor Zapatero. Así, él se trajo un día, de la profunda Andalucía, una deliciosa criatura para el Ministerio de Cultura. Carmen Calvo tuvo una actuación penosa, y por algo se llamó ministra de Incultura, aunque en incompetencia le superó otra de la misma procedencia, pues Magdalena Alvarez fue en Fomento, para la gran mayoría que luego la reprobaría, un verdadero tormento. Y se trajo después a Bibiana Aído, quien de muy buena gana ha venido y ha dejado su andaluz flamenco para sacar a la luz disparates sin cuento. “Miembra” del gobierno y titular de la cartera de Igualdad, en verdad se puede afirmar que su presencia no era una necesidad, vamos, que igual da su permanencia, aunque su ausencia dejaría sin materia a quienes comentan burlones sus “muy serias” definiciones.
Ahora bien, la guinda del pastel la ha puesto Zapatero al nombrar al señor Chaves vicepresidente tercero, un nuevo signo de “austeridad” de la acción gubernamental, pues las funciones (¿?) asignadas son tan inconcretas como innecesarias, ya que para coordinar las relaciones con las autonómicas regiones y resolver sobre sus financiaciones se basta y sobra, y lo hace con esmero, el propio Zapatero. Una prueba concluyente la tienen en la reciente visita del presidente a la “nación” catalana para inaugurar, de buena gana, la T-1 de El Prat, prometiendo de paso al honorable Montilla, que no hay caso en la cuestión de la financiación, que tendrán el montón de millones reclamados y todo irá de maravilla. Recibe después al señor Griñán, de Andalucía nuevo manijero, que también quiere más financiación en base a su superior población, y Zapatero le dice que se la dará, faltaría más. Miles de millones por acá y por acullá. ¿Será por dinero? Qué va, la solución está en la continuada emisión de una Deuda -la última, si mal no recuerdo, por 17.000 millones de euros- que hará que Zapatero nos deje como herencia una España sin esencia, deshecha, dividida, arruinada y endeudada para millones de españoles de varias generaciones.
Probada como queda la nefasta acción gubernamental que en lo económico padecemos, corresponde ahora verificar la vergonzante ignorancia de quien nos gobierna. Vaya por delante un significativo detalle: Si Zapatero tenía decidido el cierre de la central nuclear de Garoña, ¿a santo de qué pide un informe al CSN que, de ser contrario a dicho cierre, lo iba a rechazar?
El pasado miércoles día 16, el señor Zapatero fue entrevistado en el programa Las mañanas (la Cuatro, televisión amiga) por la periodista Concha García Campoy, precisamente sobre la cuestión de la energía nuclear en general y de Garoña en particular. He aquí las cinco perlas que demuestran la supina ignorancia del entrevistado en este orden de cosas.
1ª.- Justificando la decisión del cierre, manifestó que “hay una sola central nuclear en funcionamiento con más de 40 años”.
Los datos reales son los siguientes: la aludida central tiene autorización para operar hasta los 60 años; otras ocho, que tienen entre 38 y 39 años de funcionamiento, ya han sido autorizadas para operar hasta los 60, y en Suiza hay dos, con más de 38 años, que tienen permiso indefinido de operatividad.
2ª.- Afirmó que “en el mundo solo hay 6 centrales nucleares que cuentan con prórroga para sobrepasar los 40 años”.
No es cierto. Hay nada menos que 59: 54 en EE.UU.; 4 en Suiza y 1 en Holanda. Ello aparte, en los EE.UU. hay otras 19 en espera de recibir autorización para operar hasta los 60 años.
3ª.- En función de su sectarismo político (reminiscencia del tontorrón “Nuclear, no. Gracias”) dijo que “solo hay una central nuclear en construcción”. Pero, ¿cómo puede llegar a tal extremo la ignorancia?
En el mundo hay nada menos que ¡CINCUENTA! en construcción: 14 en China, 8 en Rusia, 6 en India y Corea, 3 en Japón y en Rumania, 2 en Eslovenia, Taiwan y Ucrania, y una en Francia, en EE.UU. en Argentina y en Finlandia. Y, por si fuera poco, otras 51 en proyecto, trece de ellas en China y ¡con ayuda española! ¡El colmo!
4ª.- Afirmó que “cuando una central nuclear llega a cuatro décadas de funcionamiento, la norma es que deje de funcionar, la excepción es la prórroga”.
Nada más lejos de la realidad, vamos, es que ni pajolera idea. Solamente en EE.UU., de un total de 104 centrales nucleares, 54 se mantienen operativas hasta los 60, y otras 19 están en proceso de evaluación con el mismo fin. Por cierto, ¿no mueve a la reflexión el hecho de que un país tenga tal cantidad de nucleares y no se haya producido ninguna catástrofe ecológica? Aquí no tenemos ni media docena y las vamos a cerrar. Listos que somos.
5ª.- En alusión a los costes, Zapatero dijo que “el coste de producción de energía nuclear es hoy más barato, pero el coste en el sistema eléctrico no, porque se determina por el coste marginal, de manera que un kwh nuclear y 1 kwh eólico le cuesta igual al consumidor”.
Ni una en el clavo, oiga. Y llegado a este punto, se me ocurre preguntar en qué, cómo y cuándo asesoran a Zapatero, sobre cuestiones tan esenciales, los centenares de asesores que tiene en nómina. Vean los datos reales del coste de las energías, referidos a 2008. El megavatio de energía nuclear, 35 euros; el obtenido por ciclo combinado, 60 euros; el eólico, 80, y el fotovoltaico, 400. La supresión de la energía nuclear afecta al precio marginal al ser sustituida por otra más cara, y cualquier encarecimiento del coste de generación aumenta el precio final de la electricidad. Ello aparte, la nuclear cubre el 21 % de la demanda y siempre está en funcionamiento, lo que no ocurre con las tan cacareadas “renovables y sostenibles”, nombres tan eufónicos para la progresía como inferiores en rendimiento y superiores en coste a la nuclear.
*
En esta España tan futbolera, cuando un equipo va mal y los resultados son desastrosos, la afición que llena las gradas suele prorrumpir en gritos pidiendo el cese del entrenador de una forma tan expeditiva como “¡Fulanito, vete ya!” Si la política se pudiera extrapolar al campo de una contienda futbolística, el equipo que dirige Zapatero se vería como un conjunto ayuno de victorias, inmerso en una crisis tan profunda como la económica que padecemos y a punto de descender de categoría, en tanto que desde los graderíos se podría escuchar el grito de la afición: ¡Zapatero, vete ya!


25/06/2009 | Antonio Martín Sánchez-Carrasco
 
     
joroba.es | programacion web