http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Carta a San Isidro 2008



Querido Patrón:
No se muy bien si llamarte Patrón del mundo rural, del medio ambiente o cual debe ser la nomenclatura adecuada, ya que los agricultores en si, estamos en desuso como tales. Ahora nuestro Ministerio lo es de: Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, poniendo fin con ello a un nombre centenario como era el de Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación y quizá no esté tan lejos el que cualquier día nos declaren a los agricultores como agentes medioambientales de la cosa.
La verdad Patrón es que uno, ya no sabe muy bien a que carta quedarse; el precio de los cereales ha subido mas de un 40% en un año, el arroz casi un 50 y con ello los agricultores cerealistas, parecía que iban a respirar, sin embargo y a su vez; el precio de los fertilizantes y el gasoleo se han doblado. Otros, como los ganaderos, apenas si pueden continuar sosteniendo sus establos, amen del encarecimiento desorbitado de los alimentos básicos. Todo ello, como consecuencia de que los países llamados emergentes, tienen todo el derecho; quieren, y pueden comer un poco más, y otra; el haber destinado parte de estos cereales a la obtención de biocombustibles y de lo que alguna voz autorizada, ya ha calificado como: Crimen contra la Humanidad. El alza desproporcionada del pan, la leche, frutas y otros alimentos está haciendo, que principalmente en los países más pobres haya conatos de levantamientos. Los llamados países ricos, tampoco son ajenos a estos vaivenes y sus clases menos favorecidas, tienen verdaderas dificultades para llegar a fin de mes, obviando otras cuestiones que no vienen al caso, pero que auguran tiempos duros.
Patrón, da la sensación que retrocedemos, que es una vuelta atrás, y donde cada vez se aleja mas el objetivo de la ONU, para intentar paliar el hambre en el mundo en el entorno del 2.015. Aunque de momento todos los datos indican que estas sacudidas, responden más a especulaciones puntuales de grandes grupos de poder que a una verdadera escasez de alimentos, quizá podamos decir que el tiempo de comer barato ha pasado.
Apelando al dicho: Con las cosas de comer no debería jugarse, y aquí no todo vale.Clama a los cielos que los productores apenas puedan seguir tirando con sus explotaciones, ni repercutir las subidas que soportan en sus costos, mientras los consumidores pagan hechas y por hacer en lo que no tienen ninguna razón de ser. ¿Quien se queda con la parte del león? Y es que Patrón, los Gobiernos deberían ser más estrictos con el “dios mercado libre” en temas como la alimentación.
Sin embargo Patrón existen ciertas contradicciones y uno se pregunta: Puede nuestro Planeta sostener a una población en crecimiento constante y donde todos queremos, (como es lógico) vivir lo mejor posible? Estamos viendo como países que hasta ahora estaban aletargados, demandan más y más productos de primera necesidad, encareciendo estos hasta extremos insospechados hace algunos años.Por un lado los agrónomos aseguran que la Tierra puede abastecer hasta quince mil millones de seres, que es una cuestión de reparto y no de producción. De otra, los más agoreros, pintan un mundo caótico si continúa la superpoblación, sobre todo en el mal llamado, tercer mundo.La FAO ya cuestiona, si habrá alimentos suficientes para una población de 9.500 millones de personas en 2.050. Cierto es, y sin querer ser ni pro- ni- anti malthusiano, que se están dando fenómenos, que sin ser nuevos en la historia de la humanidad no tienen parangón nunca antes conocido, como es la inmigración en todo el orbe, muy en especial del campo a las ciudades y en particular de Oriente a Occidente. .Patrón. ¿Hasta cuando se le podrán poner puertas al hambre?
Esto me lleva a la conclusión de que agricultores(o agentes medioambientales de la cosa) siempre serán necesarios, sin duda que con una agricultura distinta, una agricultura extensiva que a su vez sepa armonizar y hacer sostenible los recursos y donde no se acuse a los agricultores que gastan el 80% del agua. Nunca justificada en productos excedentarios y de escaso interés social y si por el contrario, en producir alimentos necesarios para la Humanidad.
Descendiendo a lo local hay que decir Patrón, que por fin el próximo uno de Agosto entrará en vigor la tan deseada OCM. del vino así como la Ínter profesión de la D.O Valdepeñas. En lo tocante a la primera decir, que todo apunta a que las perras se las van a llevar aquellos que dicen haber generado los derechos, es decir los que mayores rendimientos de uva obtuvieron al estar mas cerca del agua en abundancia. En otras palabras, los que han producido excedentes de vino cuyo fin era la destilación, ello en detrimento del llamado viñedo tradicional. De las trescientas mil hectáreas de arranque que algunos pedían para salir de la crisis, sólo se han aprobado ciento setenta y cinco mil hectáreas para toda la Unión, y si bien todavía falta por desarrollar las normas de aplicación en su totalidad, se espera poco apoyo económico, para la conservación del viñedo de secano o de bajo rendimiento.Por ello se prevén “tortas”, por estar entre los escogidos que puedan abandonar el cultivo menos rentable con subvención para ello.
En cuanto a la Interprofesional de agricultores y bodegueros para la Denominación de Origen Valdepeñas, (ya constituida) creemos que esta, tomará posesión antes de la próxima vendimia. Alguno en particular, no perdió el tiempo para situarse en la línea de salida y seguir en la melè, nunca en el compromiso con el sector que dice representar. Aún así, ojala sirva para que se encuentren los cauces adecuados entre sectores, y empecemos a empujar todos en la dirección correcta, para que nuestros vinos recuperen el prestigio que nunca debieron perder, y como no, para que se cumplan los acuerdos que sobre todo, los todopoderosos y grandes bodegueros no han respetado en reiteradas ocasiones.
Sin más por la presente Patrón, solo me queda decirte que llevamos dos Abriles, como no se recordaban ha mucho. El Abril de dos mil siete nos dio buenas cosechas, en cereal, uva y aceituna. Ogaño; tampoco pinta mal, pero como solemos decir los del campo: aún no esta la mies en el pajar, ni las uvas en la bodega. Sin embargo con fiemos, en que Dios proveerá.


02/05/2008 | Paco Ortega
 
     
joroba.es | programacion web