http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Monarquía Parlamentaria



Sería bueno que pongamos algunas cosas en valor para no sembrar más confusión. La confusión lleva a la crispación y a la inquietud. Por ello los personajes públicos tienen la obligación moral de informar con la verdad y reconducir la política hacia la tranquilidad y la serenidad.
Lo primero que debemos decir es que la palabra República no es el demonio con cuernos y rabo. La palabra República no es sinónima de rojos, comunistas, separatistas y masones. La palabra República es un sistema de gobierno en el que, al Jefe del Estado lo eligen los ciudadanos, de la misma forma que elegimos al Parlamento y al Gobierno. Por el sistema de República se rigen países como Francia, Alemania, Italia, o Estados Unidos, y funcionan con toda normalidad. Monarquía y República son dos sistemas de gobierno diferentes, pero no mejor o peor. Por tanto, si algún día tuviéramos la necesidad de cambiar, no supondría ningún trauma. Ni se iba a terminar el mundo, ni se iba a romper España.
También es necesario decir que en los tiempos actuales hay muchos tipos de república, que van desde la presidencialista, como la Estados Unidos, a la parlamentaria de Italia. La República italiana, por citar un ejemplo, se parece más a la monarquía española que a la República francesa. Por tanto, es demasiado simplista debatir entre Monarquía o República. Es preciso profundizar más.
Actualmente y por consenso de todos los españoles, hoy tenemos un régimen de Monarquía Parlamentaria. ¿Quiere esto decir que España se siente monárquica? No. España es a todas luces Juancarlista. Todos los partidos políticos vieron la conveniencia de renunciar a sus posiciones y establecer la Monarquía Parlamentaria. Ese sistema encarnado en D. Juan Carlos I ha dado un excelente resultado y seguirá así, mientras la Monarquía sea el factor que une a todos los españoles. Por tanto debate absurdo, inoportuno e innecesario.
El debate de si Monarquía o República no debe asustar a nadie. Pero el hecho de que no asuste, no significa que debamos introducirlo hoy, precisamente hoy, que es más inoportuno que nunca. Parece que algunos se han introducido de forma irresponsable, importándoles más el desgaste de Zapatero que el debate mismo. Aparte de la irresponsabilidad, el debate es absurdo porque hoy el Juancarlismo nos ha situado en una posición magnífica en le terreno de lo político. La transición fue un éxito, debido a muchos factores, pero quizá el más importante es que fuera pilotada por el Rey Juan Carlos I. El Golpe de Estado del 23-F fracasó entre otras cosas por la decidida apuesta democrática del Rey de todos los españoles. Y los treinta años de progreso y estabilidad se le deben en buena parte al régimen de Monarquía Parlamentaria en la persona de Don Juan Carlos. Por tanto, hoy por hoy, el debate es innecesario e inconveniente. En realidad son envites para atacar al Gobierno. Defender la Monarquía hoy, es defender nuestro sistema constitucional.



11/10/2007 | Julio García-Casarrubios
 
     
joroba.es | programacion web