http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
La moviola (I)



Los aficionados al fútbol recordarán cómo y cuándo se instituyó el uso de esta máquina de montaje cinematográfico que ofrecía la repetición de una secuencia o jugada con el fin de analizar su contenido, el posible error del árbitro o la legalidad del gol conseguido. Hasta hubo un espacio televisivo con tal nombre, el mismo que he tomado para dar título a mi colaboración de hoy. En la actualidad, el mecanismo se ha perfeccionado, ofreciéndose la imagen desde un plano inverso, congelándola en el momento deseado y permitiendo revisar hasta el más mínimo detalle de la acción.
Derivado del concepto que, como revisión de hechos pasados, define a la moviola, se hace extensivo el significado de ésta al señalamiento de puntuales actuaciones pretéritas como antecedente o justificación de recientes y polémicas decisiones. En tal marco hay que situar todo lo acontecido a partir de la concesión de prisión atenuada a De Juana Chaos, un hecho que ni tiene antecedente análogo ni justificación honesta, por más que se empeñen desde las alturas gubernamentales (ZP, Blanco y Rubalcaba) hasta las Ejecutivas locales (CANFALI, 16-III-2007).
Hay que felicitar, no obstante y aunque sobren las mayúsculas en un intento de dar más fuerza a la frase, a quienes manejan con tanta destreza las hemerotecas para exponer con nombres, condenas y tiempo en prisión los casos de diez etarras liberados por motivo de salud cuando gobernaba el PP. Supongo que en tales hemerotecas figurarán también otras dos liberaciones de delincuentes con que tal gobierno benefició a los señores Barrionuevo y Vera, quienes pasaron apenas dos meses en la cárcel tras ser condenados, el primero por secuestrador y el segundo por apropiarse de fondos públicos para sí, tal como lo hizo después para tapar la boca a Amedo y Domínguez, al objeto de preservar de su responsabilidad por los crímenes del GAL al señor X. Que ahora Felipe González, secundando la idea de un descerebrado que ha pedido el enjuiciamiento de Aznar por criminal de guerra, haya escrito en El País que este último “debe asumir responsabilidades por haber apoyado la guerra de Irak”, es un tremendo sarcasmo en boca de quien no asumió las muy evidentes suyas por los crímenes del GAL Ello aparte, y aun en el supuesto de que Aznar cometiera un error al apoyar dicha guerra, cuando ZP repatrió las tropas que aquél mandó a Irak no se había registrado baja alguna en las mismas. De Afganistán ya nos hemos traído 19 cadáveres; claro que, a lo mejor, esta guerra es justa.
Si se proyecta la moviola sobre el pasado penitenciario hay que referirse a todos los componentes de “la jugada”, completando los exhaustivos datos aportados -hechos delictivos, sentencia y condena cumplida- con aquellos que reflejan el motivo y el final de la excarcelación y del excarcelado, respectivamente. Pese a la modestia de mis conocimientos y de mis medios, aunque sin necesidad de acudir a hemeroteca alguna, puedo facilitar dichos datos, no sé si ocultados intencionadamente, en relación con los diez etarras excarcelados por motivos de salud.
1º.- Esteban Nieto Nieto.- Padeció hepatitis C en 1996, después pancreatitis, y en marzo de 1999 se le detectó un cáncer de hígado, con metástasis en diversos órganos. Falleció cinco meses después de su excarcelación, el 26 de septiembre de 1999.
2º.- Jon Idígoras.- Padecía enfisema pulmonar, enfermedad que no pudo superar, falleciendo el 3 de junio de 2005.
3º.- Miguel Sarasqueta Zubiarrementería.- Condenado a 90 años cumplió, efectivamente, 20 años de condena, debido a sobrevenirle un derrame cerebral.
4º.- Santiago Díez Uriarte.- Excarcelado por padecer un tumor cerebral. Falleció a causa del mismo exactamente cinco meses después de su excarcelación.
5º.- Manuel González Fernández.- Sin delitos de sangre. Estuvo en tratamiento psiquiátrico desde finales de los ochenta.
6º.- Julián López Rojas.- Condenado a cinco años cumplió, efectivamente, poco más de tres. Un grave proceso tumoral acabó con su vida seis meses después de ser excarcelado por tal padecimiento.
7º,- Pedro María Guinea Gorriti.- Seis años de condena por colaboración con banda armada. Cumplió solamente cuatro meses al tener que ser ingresado en el Hospital de Cruces (Baracaldo) por una severa patología cardiaca.
8º.-Patricio Goyeneche Tellechea.- Fue trasladado a la prisión de Oca (Álava) en 1998 por razones sanitarias. Cumplía condena en 2002.
9º.-Joseba Koldobica Begoña Ibarra.- Previamente a la concesión, en 1999, del tercer grado, condenó la violencia, se desvinculó de ETA y se hizo cargo, por voluntad propia, de la indemnización de la víctima.
10º.-Sabino Álava García.- Además de padecer una grave enfermedad, rechazó la violencia, condenó el asesinato de Miguel Ángel Blanco y fue expulsado de ETA.
Con la moviola aplicada debidamente queda al descubierto la falacia de querer encontrar en las referidas excarcelaciones un carácter justificativo de la concesión hecha a De Juana Chaos, quien ha chantajeado al Gobierno, se ha burlado y reído de él. Cueste lo que cueste, no se puede ceder al chantaje de una banda terrorista sin perder dignidad, la que conservó el gobierno de Aznar cuando no se bajó los pantalones aun a costa de que Miguel Ángel Blanco fuera asesinado. Por supuesto que aquél excarceló también a un buen número de etarras, pero lo hizo en aplicación de la normativa penitenciaria y de las redenciones correspondientes. Señalar que “hasta De Juana Chaos tuvo una reducción de condena de 620 días “ es una verdad a medias, pues los gobiernos de Felipe González le concedieron nada menos que 4.180 días por el mismo concepto. La moviola a media luz.
Claro que peor que todo ello es afirmar, refiriéndose al señor Rajoy, que “ahora, en las manifestaciones, van de la mano del señor Sáenz de Ynestrillas, rodeados de banderas preconstitucionales con aguiluchos”. Y el señor don José Blanco (que todavía no ha aprendido el español, como es su deber constitucional, y sigue diciendo “corruto” por corrupto y “espetativa”por expectativa) afirma muy serio que el PP solamente sabe convocar manifestaciones todos los sábados e insultar todos los días. De la raya del insulto pasa lo escrito sobre Sáenz de Ynestrillas y las banderas preconstitucionales, porque la frase constituye una monumental falsedad, una execrable, repugnante y falaz mentira. Yo les diré quienes son los que, en otras manifestaciones, van con banderas no ya preconstitucionales, sino representativas de criminales dictaduras, una ya extinta y otra tristemente en vigor. Tengo todavía que dar alguna que otra vuelta a la moviola.
*****

Acuse de recibo

Con su peculiar grafía en la amable dedicatoria, Joaquín Brotons me ha hecho envío de su última obra. Joven ilicitano está en la línea que ya inició con Adiós, muchachos, exponiendo una prosa versificada que ha crecido en expresividad y en simbolismo, con figuras metafóricas de un flamígero barroco plasmadas a través de su encendido verso. No quiero incidir en elogios que ya han expuesto personas que, como Pascual Antonio Beño (CANFALI de la semana pasada), tienen superior autoridad que la inexistente mía en materia literaria, pero no por ello voy a dejar de señalar un rasgo que es, a mi parecer, de extraordinaria significación en la vida y en la obra de Joaquín Brotons. Por encima de la riqueza expresiva en la que envuelve, mezcladas, soledad, tristeza y amargura, hay que destacar algo muy importante: su valentía. Si difícil es ser poeta, es más difícil serlo sin renunciar a exponer valientemente convicciones y sentimientos que tanto inquisidor residual mira con injusto desprecio.
Recibe, Joaquín, con mi agradecimiento, el deseo de que en tu mente siga floreciendo la inspiración, aunque haya de hacerlo en el marco, indiferente cuando no hostil, de tu amada ciudad-isla.


26/03/2007 | Antonio Martín Sánchez-Carrasco
 
     
joroba.es | programacion web