http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
El milagro del empleo



El nivel de paro en nuestro país ya no alarma a la gran mayoría de la sociedad. Se dice que la economía española últimamente ha conseguido crear más puestos de trabajo que lo que crece nuestra riqueza, medida mediante el Producto Interior Bruto. El milagro tiene una sencilla explicación: los nuevos empleos generados son precarios.
Se confirma que la solución al desempleo en las sociedades modernas es más estadística y normativa que otra cosa. Bajo la premisa de que es preferible cualquier empleo, por malo que sea, a estar en paro, las condiciones de trabajo de los nuevos puestos son peores y los salarios más bajos que el de los creados con anterioridad.
En el año 2005, un millón de nuevos asalariados ingresaron en nuestro mercado de trabajo. La mitad de ellos eran inmigrantes que habían conseguido regularizar su situación laboral gracias al proceso extraordinario decretado por el Gobierno. Así la población ocupada en nuestro país ronda los 18,5 millones de personas.
Según los datos manejados por la Agencia Tributaria en su informe “Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias”, más de la mitad de los nuevos asalariados de 2005 tenían un salario bruto inferior al Salario Mínimo Interprofesional (513 euros al mes).
Pero es que casi más de la cuarta parte de los nuevos asalariados (380.857 de los 1.039.106 nuevos trabajadores) cobraba menos de la mitad del SMI, lo que ya es decir.
La Agencia Tributaria reconoce que “prácticamente el total de las personas que se incorporaron al mercado laboral en 2005, cobran menos de dos veces el SMI”. Es decir, los trabajadores nuevos no son “mileruristas” (aquellos que tienen un salario por encima de los 1.000 euros al mes) y si lo son, lo son por muy poco.
La creación de empleos de baja calidad se explica fundamentalmente porque se concentra en la construcción y en los servicios inmobiliarios (generaron casi un tercio de los nuevos puestos de trabajo), el comercio y los servicios a empresas (otro tercio de los empleos de nueva creación), mientras que la industria (donde el empleo es más cualificado), sólo creó el 0,2%.
Los datos extraídos de las declaraciones de la renta de trabajadores, empresas y administración establecen el salario medio en España en 16.018 euros anuales. Pero este valor es simplemente una referencia. Más revelador es el dato de que el grupo de asalariados que cobran entre 9.000 y 12.605 euros anuales es el más numeroso, con cinco millones de trabajadores. O este otro: 3,2 millones de trabajadores cobran menos de la mitad del salario mínimo, siendo el segundo grupo más numeroso. Esto se explica porque en su mayoría tienen empleos a tiempo parcial o trabajos esporádicos de pocos días.
Con todo, el desarrollo económico en España no va mal para los más ricos. Casi 42.000 contribuyentes, declararon en 2005, tener unos ingresos de entre 150.000 (25 millones de pesetas) y 601.000 euros (100 millones). Otro grupo de 3.000 personas las grandes fortunas, tienen rentas aún mayores.




14/12/2006 | Manuel Sarrión
 
     
joroba.es | programacion web