http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Recuperar la Filosofía
El Velador


Pienso, luego existo, dijo René Descartes, y no es una obviedad. Si se sustituye uno de los términos del aserto puede afirmarse que “tengo, luego existo”, “soy guapo, luego existo” o “gusto en la Facebook, luego existo”. De todas las opciones posibles, Descartes eligió al pensamiento como condición del ser. Y se puede saber y ser consciente de la inmensa profundidad de esta idea porque hace decenios en Bachillerato se pudo estudiar la asignatura de Filosofía. La Comisión de Educación del Congreso ha aprobado una proposición no de ley en que se manifiesta la voluntad de introducir la Filosofía como materia común y obligatoria en primero y segundo de Bachillerato. Con ello manifiestan que quizá ya no quieran una sociedad que pasta fake news y carente de espíritu crítico o, peor aún, con el espíritu crítico dirigido y domesticado hacia muy determinadas posturas.
Gracias a que se pudo estudiar Filosofía pudimos aproximarnos solo un poco a ese monstruo del pensamiento humano, Inmanuelle Kant, quien apenas salió de su ciudad natal Königsberg. Gracias al estudio de la Filosofía hemos conocido a Platón y podemos incardinar la película Matrix (1999, Lilly y Lana Wachowski), de una forma distinta a una exhibición de actores coreografiando una lucha colgados por arneses. Gracias al libro de 1984 de George Orwell, cuando vemos el programa Gran Hermano, podemos intuir esa aberración que es realmente al gran hermano. Gracias a Tomás Moro y su libro Utopía vemos la idílica publicidad más allá del vehículo que se nos intenta vender.
Gracias a Hegel podemos interpretar que en Derecho Procesal, la demanda es la tesis, la contestación a la demanda la antítesis y la sentencia la síntesis. Gracias también a Hegel podemos entender la configuración del Estado actual y podemos imaginar una sociedad sin Estado. Gracias a Paretto, Mosca y Michel podemos distinguir las élites de la masa y adquirir más consciencia de quién manda aquí. Gracias a Bertrand Russell puede entenderse la felicidad como un fenómeno interno y no como un bien adquirido.
Así es. Estudiar Filosofía es práctico para el individuo desde el momento en que puede aprender a razonar y práctico para la colectividad ya que puede alcanzar una mayor consciencia del ejercicio de derechos y libertades a través de un espíritu crítico sin dirigir. En su libro La Crítica de la Razón Práctica escribió Kant: «Dos cosas me llenan la mente con un siempre renovado y acrecentado asombro y admiración por mucho que continuamente reflexione sobre ellas: el firmamento estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí». Se trata de ese espíritu práctico que hace que las matemáticas y la filosofía sean hermanas aunque no se parezcan.


23/10/2018 | Aurora Gómez Campos
 
     
joroba.es | programacion web