http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Pensando en las musarañas



Iniciada esta revuelta primavera me pregunto qué hacer un fin de semana especialmente ventoso. A mi acompañante se le ocurre una idea excelente, visitar alguna exposición para resguardarnos de las inclemencias del tiempo. Por eso, nos animamos a ver las diferentes muestras que nos ofrece la Biblioteca Nacional en alguna de sus salas, encontrando objetos de medición astronómica, libros e incunables, incluso algún que otro tebeo de mis héroes favoritos.
Me llama especial atención una estancia a la que denominan "Sala de las Musas". Me sonrío porque llevo demasiado tiempo escaso de ideas, aunque algunos temas que se suponen importantes los he descartado de mi interés personal. Me estoy refiriendo a la política en general, que me aburre, y me encuentro particularmente sobrepasado por lo que sucede en Cataluña, un embrollo descomunal del que nadie tiene idea de cómo salir, de un runrún permanente que ya hastía al más interesado en temas administrativos y de gobierno, de un laberinto de plazos y situaciones que rayan el absurdo. Tampoco la política regional madrileña escapa de la confusión y el enredo. El discutible máster de la actual presidenta es un tema que colapsa la información en estos días, pero tanto en un sitio como en otro los problemas reales de la gente siguen sin resolverse. Los políticos demoran poner en marcha decisiones importantes que solucionen algo tan urgente como el tema de las pensiones, asuntos que sí interesan y preocupan a la mayoría de ciudadanos de este país.
Mientras tanto, me consuelo con un par de artículos escritos en lo que va de año. Ante este panorama de desgana y sequía creadora me refugio en las lecturas que tengo pendientes, pues un buen número de libros empieza a sobrepasarme. Reconozco, sin embargo, que de algún ejemplar apenas he pasado de las cincuenta páginas y los he arrinconado para tiempos mejores o más receptivos porque ya no me esfuerzo en terminar algo que no me atrapa o no me interese especialmente.
En apenas una semana he dado buena cuenta del último premio de novela Café Gijón, me refiero a "La mujer de la escalera" y, como siempre, su autor el calzadeño Pedro Antonio González Moreno no me ha decepcionado.
Sin ser un texto excepcional, la intriga, el desarrollo de los personajes y el amor por la literatura componen una novela muy interesante. También el contexto de la Transición donde se desarrolla la trama nos muestra otra idea diferente de aquel tiempo ahora idealizado. Porque no todos participaron o participamos de la misma manera, no todos fuimos tan reivindicativos o corrimos ante los grises. Bien es verdad que muchos "politiquillos" de aquel tiempo añadían a su currículo alguna que otra carrera o la estancia en alguna dependencia policial, pero después vivieron muy bien a costa de leyendas urbanas sobre protestas y reuniones clandestinas de la época. Muchos de nosotros fuimos meros espectadores de la vida política de aquel tiempo, aunque participamos de pleno en el cambio social que supuso aquel periodo.
Comparto plenamente el entramado teatral que une y desune a los protagonistas. De aquellos años también yo guardo un especial recuerdo de un grupo de teatro aficionado que se llamó Gangarilla y que llegó a representar en mi querida Valdepeñas, reuniendo anécdotas y ensayos que sirvieron para conseguir amistades perennes. Y por supuesto, el texto muestra la pasión por la literatura y el amor a los libros, algo tan intangible como necesario para una sociedad que se precie de ser avanzada.
Como si de un aperitivo se tratase en un pispás me he leído la "La uruguaya" de Pedro Mairal. Se trata de un libro donde hay autenticidad y que ya va por su quinta edición. Esta novela corta, pues apenas son ciento cuarenta páginas, cuenta un suceso que atrapa al lector con su ritmo trepidante, intensa por las peripecias que le ocurren al protagonista y los temas que trata. Un texto actual y realista sobre el deseo, el desencanto de la convivencia matrimonial reflejado en la crisis de los cuarenta. Una historia de horas sobre un viaje de ida y vuelta en un ferry entre Buenos Aires y Montevideo por el río de la Plata. Si algo pudiera subrayar me quedaría con la frase que supone la aceptación del fracaso del protagonista: "Si no podés con la vida, probá con la vidita". Como esa vida idílica que todos ponemos de escaparate en las redes sociales, donde cada frase o cada foto muestra siempre nuestro mejor perfil.
Tampoco me ha disgustado la lectura "El libro de los Baltimore" de Joël Dicker, un joven escritor europeo que escribe una narración que se desarrolla en América, una obra que refleja muy bien el tipo de vida y el comportamiento de una acomodada clase social, el sueño americano a través de una historia familiar.
Dividida en varias partes a las que denomina libros, el relato va y viene en el tiempo, aunque éste es muy actual y esencialmente habla de la amistad, la madurez y las intrigas familiares.
Y es que cada lectura tiene su aquel que nos pueda interesar. Pendientes sobre la mesa, otros títulos que seguramente ocuparán mi tiempo en los próximos meses, como por ejemplo "Alfanhuí" de Rafael Sánchez Ferlosio editado en 1951. Su lectura será un ejercicio para no desconectar del reciente pasado de nuestra literatura. Con particular interés leeré "La venganza de los siervos, Rusia 1917" de Julián Casanova, porque es un regalo que he recibido recientemente de un gran amigo y es que es tan hermoso regalar o que te regalen libros. También como lectura obligada del club de lectores al que pertenezco, a contra reloj, debo leer "Clavícula" de Marta Sanz, una escritora que ni me suena y que buscaré en el enorme escaparate que supone la Red.
Ya ven, leyendo sí, pero también muchas veces dejando pasar el tiempo, pensando en las musarañas, esperando que las ideas o las musas se acerquen a mi pensamiento para escribir algo más interesante que contarles cuales han sido y serán mis lecturas recientes o pendientes.


10/04/2018 | Rafael Toledo Díaz
 
     
 
RAFAEL TOLEDO DÍAZ (1).JPG RAFAEL TOLEDO DÍAZ (2).JPG
 
joroba.es | programacion web