http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Comarca
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Una residencia de mayores, un auditorio y la ocupación del polígono, objetivos inmediatos en Santa Cruz de Mudela
La alcaldesa Gema García repasa y valora su primer año al frente del Ayuntamiento


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Mudela vivió en 2017 la alternancia en la alcaldía, al prosperar una moción de censura que envió a la oposición al grupo popular y conformarse un nuevo equipo de gobierno del PSOE, con Izquierda Unida-Ganemos y miembros de la Plataforma Vecinal Independiente. Más adelante abandonó la coalición la concejala de Izquierda Unida, Cristina Di Antonio, dejando en minoría al gobierno que se había formado en enero. Hay que recordar que en esta localidad, el PSOE y el PP mantenían un acuerdo de gobierno –durante ya dos legislaturas- que hacía alternar la alcaldía de uno a otro cada dos años, en ausencia de una mayoría absoluta, en un ayuntamiento con hasta cuatro grupos políticos.
Gema García recuerda que la iniciativa de la moción partió de Izquierda Unida. El PSOE, de hecho, habría entrado a gobernar en julio, por su acuerdo con el PP. Pero la falta de políticas sociales –apunta García- y la imputación de Chicharro por presunta prevaricación, unidas a la presión de los demás partidos, llevó a los socialistas a anticipar el relevo en la alcaldía.
“Los problemas empezaron pronto –relata la alcaldesa- porque la concejal de Izquierda Unida venía poco por aquí y me pidió un sueldo. Era una locura, pasar de no haber ningún liberado, a tener varios. Difícil de defender. Decidió irse tildándome de dictadora. Desde ese momento Izquierda Unida trabaja codo con codo con el Partido Popular”.
Una problemática añadida fue la baja por enfermedad de la secretaria, que según García, obligó a estar varios meses sin celebrar un pleno. “Conseguimos en agosto que viniera una secretaria sustituta, que se hizo cargo de todo lo pendiente. Cuando lo empezaba a asimilar, en noviembre se reincorporó la secretaria (titular). Todos los proyectos previstos para este año se vieron bloqueados. La licitación de la salida hacia Valdepeñas la hemos podido sacar en diciembre y podía haber salido en marzo. Con la adjudicación de la Casa de la Despensa (en Las Virtudes) pasó lo mismo. Teníamos un plan extraordinario para adecuar las dependencias de la Policía Local y pasó igual. Rehabilitar el pabellón polideportivo, lo mismo. La gestión se ha visto muy afectada, tanto por los técnicos (de lo que nadie tiene culpa) como por la oposición, que no te deja trabajar. Cuando ven debilidad, lo aprovechan. En un pleno propusieron quitarme el sueldo, porque consideraban que el acuerdo era nulo. Hacen de cada pleno, un circo. Hacen de mí el único punto del orden del día. No se puede ejecutar casi nada. Estamos en lo que ellos quieren”.
“Cuando entramos, tuvimos que hacer frente a casi 200.000 euros de facturas impagadas por parte del anterior gobierno. Tuvimos que hacer una modificación de crédito y por fastidiarnos, votaron en contra, perjudicando a los proveedores”.

DECISIÓN DESACERTADA

La alcaldesa reconoce que precipitar la salida de Mariano Chicharro pudo no ser una decisión acertada. “Sinceramente, no es que me arrepienta, pero como veíamos que Mariano nos había ninguneado y había incumplido parte del acuerdo y nos propusieron trabajar de verdad por el pueblo, pues pensamos que cuanto antes mejor. Pero es verdad que nos teníamos que haber esperado”. “Es normal que estén dolidos por la moción de censura, pero actúan con revancha hasta en lo personal. Me duele que utilicen esa política tan baja”.
“Recibí amenazas muy duras sobre mi persona, en forma de anónimos escritos y llamadas telefónicas. Todo está en el juzgado. Pensé en mi hija y en mi familia y me pensé continuar”.

RESIDENCIA Y AUDITORIO

Gema García se propone una gestión del Ayuntamiento en lo que queda hasta las elecciones, con la participación de todos los corporativos. “Les voy a tener presentes a la hora de lanzar cualquier tipo de proyecto o licitación, para que no me reprochen”.
“Una de las cosas que primero me plantee fue llevar a cabo la residencia de ancianos. Tenemos a muchos mayores que están yéndose a otras residencias a Almuradiel o Valdepeñas. Me faltaba el lugar. A través del Patronato de Santa Cruz de Mudela y del empresario Antonio Ruiz, que lleva varias residencias en la zona, formamos un grupo de trabajo. Tenemos el edificio de un colegio donado por Doña María del Rosario. El acuerdo es que el Patronato nos lo venda por un precio razonable y nosotros lo cederíamos a la empresa para hacer una residencia de ochenta plazas. Era la solución más rápida y menos costosa”.
“Queremos también hacer un auditorio, en la Casa de Cultura. Nuestra intención es tenerlo este año para traer espectáculos al pueblo. El centro no cuenta con equipamiento escénico”.
“Otro proyecto es reurbanizar toda la zona de la plaza junto con la salida de Valdepeñas. Es lo más ambicioso para el final de la legislatura”.

POLÍGONO

De las 42 parcelas del Polígono Industrial quedan libres unas siete. Se han vendido las fases 1 y 2, y están pendientes de urbanizar las fases 3 y 4, para otras dos empresas que se quieren instalar lo antes posible. “Estoy más que satisfecha, porque nos permite amortizar deuda y que entren ingresos al Ayuntamiento. Me conformo con poder desarrollar y vender las seis fases del polígono”.
Existe un proyecto de la empresa local Clazamar, de crear una planta elaboradora de congelados que daría empleo a 50 mujeres. Bodegas Fernando Castro también ha comprado parcelas para trasladar y ampliar sus instalaciones.
Gema García considera posible y viable recuperar al menos una parte de la pujante industria cerámica y de materiales de construcción que hizo de Santa Cruz una población próspera en décadas atrás.
Un caballo de batalla para este municipio es corregir el conocido como “calamar” de la Autovía, que ha dificultado en extremo el acceso al pueblo por el sur, creando puntos peligrosos. Tratan de que se restablezca la antigua entrada desde la autovía. Hay un perjuicio claro a la industria, pero también un número alarmante de accidentes por vuelco.
En el plano turístico y patrimonial, el Ayuntamiento tiene la propuesta de una empresa que ha presentado un proyecto para el paraje de las Virtudes, centrado en el conjunto de la ermita y la plaza de toros cuadrada y en la conocida como Casa de la Despensa, que se convertiría en una hospedería municipal. La alcaldesa considera el proyecto “sensato y realista”.
El Balneario Cervantes es otro de los principales reclamos turísticos de Santa Cruz de Mudela. Tras una veintena de años desde su creación, ha sido vendido al grupo Relais Termal, que gestiona ocho balnearios. El balneario, desde que comenzó la crisis, cierra cada año desde el 15 de diciembre al 15 de febrero y sus trabajadores son fijos discontinuos. El personal está asegurado. El balneario da vida al pueblo y genera economía en la comarca.
Gema García no contempla, a día de hoy, volver a postularse para la alcaldía. No ve el clima propicio para desarrollar una buena política social en Santa Cruz y se declara dolida porque se haya “jugado” con algo tan personal como su salario. “… a no ser que de aquí al final de la legislatura todo cambie y tengamos armonía. Pero no creo”.


19/01/2018 | Julián Gómez
 
     
 
ALCALDESA SANTA CRUZ DE MUDELA (1).JPG ALCALDESA SANTA CRUZ DE MUDELA.JPG
 
joroba.es | programacion web