http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Valdepeñas
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
La unidad del pequeño comercio, receta para combatir la crisis y a los grandes centros
El Partido Popular de Valdepeñas reúne a un centenar de comerciantes y a las asociaciones del sector, en un foro abierto para analizar la complicada situación a la que se enfrentan


El Partido Popular de Valdepeñas reanudó el pasado lunes su foro abierto, en el que en sucesivos encuentros se han abordado temas de interés local y general. Esta semana, en la que ha sido la primera cita de este espacio de debate en el que la ejecutiva del PP ha querido prescindir de cualquier matiz partidista, miembros de diferentes asociaciones empresariales han pasado revista a los efectos de la crisis económica en el comercio de Valdepeñas.
El bache económico y el crecimiento negativo es el contexto general en el que los pequeños establecimientos comerciales, al igual que el resto de sectores, han de desarrollar su actividad. En el caso de Valdepeñas, a esta tendencia adversa se suma la ‘amenaza’ de la gran área comercial promovida en el extremo norte de la ciudad, a más de dos kilómetros del centro urbano, sobre una superficie de 40.000 metros cuadrados.
Luis Miguel Molina, responsable de comercio de la Federación Comarcal de Empresarios de Valdepeñas (FECEVAL), señala a ésta como al «problema más acuciante» y al que esta organización se opone frontalmente, porque no duda del perjuicio que acarreará para los pequeños negocios si finalmente se lleva a cabo.
Juan Crespo Jiménez, también comerciante y portavoz de la Asociación de Comercio y Servicios «Valdepeñas Comercial», comparte con FECEVAL la oposición a ese enorme centro comercial, en el que más que un estímulo a la economía local, ve «un proyecto meramente especulativo», del que van a beneficiarse sólo sus promotores y no los comerciantes que ubiquen dentro sus negocios. Crespo señalaba a Francia, como ejemplo de veto a los centros comerciales de mayor dimensión, que «desmembran y empobrecen las calles del centro de las ciudades». El propietario de una tienda de material deportivo en el centro de Valdepeñas no duda de que la apertura de un área comercial en el extrarradio de la localidad hará desaparecer más de la mitad del comercio local. «El problema entonces no será de los comerciantes, sino del Ayuntamiento».
Para el portavoz de «Valdepeñas comercial», sobre el comercio pesa otro importante lastre. En su opinión, las entidades y asociaciones sobre las que se articula el sector -FECEVAL, Valdepeñas Comercial, la Concejalía de Desarrollo Empresarial y la Fundación Valdepeñas- actúan y trabajan por separado; «cada cual por su lado».
La voz discrepante frente a las asociaciones la tiene un comerciante independiente y de larga tradición dentro del comercio tradicional, José Abad, propietario de una mercería en la calle Escuelas. Abad cree que es un error reaccionar con temor al aviso de llegada de un gran competidor. «No está en nuestra mano evitar que venga un centro comercial. Lo que tenemos que hacer es ser buenos en nuestro trabajo y... que venga quien quiera». Abad aún ve motivos de alivio en el retraso de la llegada de este tipo de macrocentros a Valdepeñas, que ya han saturado otras ciudades similares en toda España. El proceso de instalación de la temida área comercial puede que esté paralizado, probablemente a causa del mal momento de la economía, según cree este pequeño empresario, para quien lo importante en su profesión es «no tener miedo a lo que venga, sino preocuparse por mejorar uno mismo. Y si te vienes abajo, pues a pensar en otra cosa».
El toque de objetividad derivado de su condición de foráneo lo puso Víctor García Chocano, presidente de la Asociación de Empresarios, Comercio y Servicios de Alcázar de San Juan, el cual encuentra en su «pueblo grande, aspirante a ciudad; como Valdepeñas», una problemática muy similar, derivada de la dificultad para unir a un sector atomizado, muchos de cuyos componentes son microempresas y autónomos. Para el empresario alcazareño, el mejor mensaje que pueden trasladar a las instituciones y a la ciudadanía, es que los pequeños comerciantes mantienen muchos más empleos que los hipermercados y que, juntos, venden muchos más productos que éstos. «Unidos podemos hacer pensar a los dirigentes en cómo replantean el futuro de las ciudades». Aunque la primera propuesta del sector debe ir encaminada al propio comerciante, porque «no se puede curar a quien no se deja», y «cada cual creemos tener la mejor fórmula para nuestro negocio».
Antonio de la Torre Camacho, presidente local del PP y coorganizador del evento, afirmó antes del comienzo, que el tema elegido es un asunto candente, cuya problemática deben conocer los partidos políticos, directamente de quienes la padecen: los profesionales. El objetivo de este foro ha sido extraer concluiones en común y promover soluciones.

14/11/2008 | Julián Gómez
 
     
joroba.es | programacion web