http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Valdepeñas
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
AECC



Diciembre 2006. En mi vida entra la palabra cáncer de una forma brutal y sin previo aviso.
Enero 2007. Conozco el Hospital General Universitario de Ciudad Real como la palma de mi mano, duermo en la habitación, como en la cafetería… espero el momento de la operación.
Septiembre 2007. Me familiarizo con la quimioterapia, sus efectos secundarios, sus sillones, sus voluntarios…
Octubre 2007. A pesar de no querer ir, conozco la planta de paliativos, planta dedicada al confort del enfermo y de sus acompañantes, pero la más triste y desoladora que pueda existir.
Febrero 2008. Conozco la muerte, la peor de las sensaciones. Muere mi padre.
Era el año 2007 cuando después de todo lo que estaba viviendo y sin querer aceptarlo, la palabra CANCER ya estaba inscrita en mi vida. En ese momento llegan a mí, personas pertenecientes a la AECC, Victoriano, Paqui y Azucena. Ese día van a la habitación a ver a mi padre, a hablar con él, a ofrecerle su apoyo, a preguntarle cómo se encuentra, a hacernos compañía y a ofrecerse en todo lo que necesitáramos. Pasan los meses y la Asociación nos acoge con un gran valor moral y emocional. Asistimos a la primera cena de la Asociación, en la que mi padre, junto con otro enfermo, son homenajeados y nosotros, sus hijos, vamos en su lugar ya que el no podía asistir a esa cena. Poco a poco me voy dando cuenta del gran trabajo y labor que realizan. Una vez fallecido mi padre, mi madre entra en la asociación donde nunca, jamás se ha hallado sola. Verdaderos amigos, compañeros, trabajadores y sin lugar a dudas, unas grandísimas personas.
Día a día voy conociendo más acerca de esta asociación, sus trabajos, sus compromisos, sus labores; y me voy metiendo poco a poco desde mi ignorancia para poder ayudar a otras personas que, como mi padre necesitan ayuda. Comidas, regalos, mesas informativas, suelta de globos.... todo es poco para poder colaborar con esta asociación para que con el dinero recaudado puedan seguir investigando en erradicar la enfermedad más cruel que existe. La segunda causa de muerte más importante en nuestros días.
Hace 4 meses, desde la Asociación nos informan de cursos relacionados con el voluntariado. Sin dudarlo me pongo en contacto con Isabel (Hospital de Ciudad Real-AECC). Me ayuda a realizar ¿con claves? dos cursos de voluntariado. Uno de voluntariado a domicilio y el segundo, el cual estoy terminando el de voluntariado en hospitales. Terminada la teoría, me incorporo a realizar las prácticas en Ciudad Real, en el área de oncología. Y aquí es donde quiero contaros mi experiencia.

---

Llegaba a las 9 de la mañana, después de preguntar pues con los nervios me perdí, llego a la oficina de la AECC donde me estaban esperando mis compañeras voluntarias. Nada más entrar me sentí como una de ellas, es más; desde el primer momento me ayudaron y enseñaron todo lo relacionado con la enfermedad. Conocí a Isabel, una grandísima persona; amable, simpática y sobre todo cercana, dándome facilidades en todo momento. Empieza mi trabajo, sala de Hospital de Día donde están acompañantes y enfermos para sus primeras pruebas de sangre y después las sesiones de quimio. Ofrecemos zumos, cafés, galletitas.... hablamos con las personas y ahí me doy cuenta de lo importante que es la cercanía, las palabras de ánimo y sobre todo una sonrisa en el peor de sus momentos. Después pasamos habitación por habitación, conociendo a los pacientes; hablando con ellos, ofreciéndoles nuestro apoyo y ayuda. Realmente no tengo palabras para expresar la sensación de amabilidad y gratitud que los mismos enfermos son capaces de ofrecer. Seguimos por radioterapia y habitaciones de paliativos oncológicos.
Sin duda son personas muy agradecidas que te atienden siempre con una sonrisa en los labios. Termina mi día. Mis compañeras, increíbles. Isabel una bellísima persona, los acompañantes, verdaderos héroes y los enfermos, unos campeones en todos los sentidos... Regresando a valdepeñas me sentí reconfortada, tranquila, serena, relajada. Me sentí la mujer con más suerte en ese momento. Suerte por poder hacer lo que me gusta, por acompañar a personas que lo necesitan y conocer a enfermos que me ayudan en todo momento a pensar que la vida merece la pena vivirla. Que por desgracia no estamos libres de que esta enfermedad entre en nuestros cuerpos, pero en caso de ser así hay que afrontarla con entereza y calma. Tengo que confesar que soy algo hipocondríaca: quizá por ello la experiencia me ayudó a saber que no merece la pena vivir asustada. Hay que vivir pensando en el día a día, en ayudar, en hacer el bien, en quererse y sobre todo y en la medida de lo posible, en ayudar a quien más lo necesita. Es duro, no voy a decir que no, pero a la vez es reconfortante, no me cansaré de decirlo. Ellos, las personas enfermas, son las que me han ayudado siempre a valorar mi vida.
Termino pidiendo a todas las personas que puedan, que sean voluntarias, que ayuden a la Asociación, que se involucren en esta enfermedad, merece la pena ayudar y merece la pena estar en esta asociación que desde mi persona y desde mi experiencia, es muy importante en nuestras vidas.
Quiero agradecer a mi padre que desde el cielo me esta ayudando a ser fuerte.
A Victoriano que desde el principio ha creído en mi.
A Paqui, Azu, Jose, Marisel, Esperanza, Macu ... creo que me dejaré a alguna .... y pido perdón.
A Agus, “mi chica”, la que me ayudaba sin poder hacerlo y a la cual jamás olvidare.
A mi marido que me apoya en todo lo referente a mis ganas de ayudar y a mi hija que es mi mayor alegría.
A mi hermano que me repasa y corrige todos mis escritos y a mi hermana que me apoya con sus llamadas.
A tantas personas que he conocido este jueves y conoceré aun no queriendo que fuese así. GRACIAS
A ti mama, la persona que me ha hecho valorar la vida, lo que esta bien y lo que esta mal. Lo que debo y no debo hacer... A ti GRACIAS.


10/10/2018 | Paqui León García
 
     
 
paqui leon.jpg
 
joroba.es | programacion web